Críticas

* Recordar en Singapur *

Diario de Singapur, por Marina Otero

Singapore International Festival of Arts Blog, by Ng Yi-Sheng. So much honest pain. 

Everyone’s a critic: Remember 30 years to live 65 minutes

Remember 30 Years Everyone - 2 Remember 30 Years Everyone - 3 Remember 30 Years Everyone - 1

 

* Recordar en Buenos Aires *

Página 12, por Laura Rosso. En llamas.

Diario La Nación, por Alejandro Cruz. De unos mágicos retazos de vida.

Balletin Dance, por Román Ghilotti. Para abandonar una vida performática. Página 42.

Diario Perfil, por Analía Melgar. Salir de la mediocridad para enfrentar el arte absoluto.

Diario Clarín, por Hernán Firpo. El desnudo es mi mejor vestuario.

Diario Clarínpor Pablo Raimondi. Ahora puedo dominar a mi personaje.

Arts and Pics, por Adrián Mena. Incendiada viva.

Medium, por Paratexto Mag. Recordar 30 años para brillar 65 minutos.

Con-vivencia 12/24 -Segunda . En Entrevistas // Marina Otero

Revista NAN, por Ailín Bullentini. Me inmolo en el escenario.

Escrituras Escénicas, por Manuel Ignacio Moyano. La vida, retazos de una obra que fracasa.

La Nación,  por Alejandro Cruz. La Bienal, su éxito, su siembra. (Bienal de Arte Joven: Marina Otero fue elegida ganadora como mejor directora de danza.)

Revista Arte Críticas,  por Magdalena Casanova. Recurrir a la ficción para encontrarse.

Ofrendas Urbanas, escuchá la entrevista que nos hicieron en FM La Tribu.

Giro Cartelera, por Yanina Rodolico. Acerca de lo inacabable.

Acción Revista, por Analía Melgar. Inclasificable.

Revista Revol. Girar las danzas, por María José Rubín.

Agenda de noticias. Redacción, por Hernán Bayón.

¿Puede el amor convertirse en una puesta en escena?, por Macarena Trigo.

Revista DCO Diario de Danza, por Gustavo Emilio Rosales. Marina Otero estuvo aquí.

 

 

* Recordar en Chile *

BioBioChileTV, Entrevista a Marina Otero por su participación en Santiago a Mil 2016 (Chile)

santi.cl Teatro & Danza (Chile),  por Ale Cosin. Porqué hay que ver a Marina Otero.

 

 

___

“Propuesta inclasificable, de energías cambiantes, de momentos de un cuidado visual extremo. Un zurcido caótico, iluminador, volado, reiterativo, asombroso, tierno, hipnótico en su arte y bello en su artesanato, en su manera de desnudar su vida, de desnudar los artilugios escénicos, de desnudarse ella misma. Marina Otero, una artista de enorme talento.” Alejandro Cruz,  Diario La Nación

“Quien imaginaría que ese carácter autobiográfico que persiguió a la actriz Marina Otero y empezó siendo un juego, terminaría una década después convirtiéndose en una movilizadora puesta en escena.” Pablo Raimondi, Diario Clarín

“Marina Otero es un ser en escena. Un ser aparte. Inclasificable. Y en esa imposibilidad de nombrar o explicar con palabras su trabajo, radica la magia líquida que como tentáculos invisibles atraen la mirada sobre ella. No creo que pueda olvidarme de esta obra.” Patricio Abadi

“Un trabajo deslumbrante, riguroso e inquietante”. Pablo Rotemberg

“Son múltiples las virtudes del genio performático de Marina Otero”. Silvio Lang

“Se construye, se destruye y vuelve a construirse a sí misma, sin esconder las debilidades y contradicciones propias de todo ser humano. Así, con la verdad en la mano, a corazón abierto, Otero, maestra de la performance, conmueve por su lúcida y descarnada entrega al público”. Analía Melgar, Acción Revista

“Marina al hablar de ella en el despliegue de su relato también habla un poco de mi, un poco de todos nosotros. Habla por todo eso que acallamos”. Yanina Rodolico, Giró Cartelera 

“Recordar 30 años para vivir 65 minutos es un exquisito obrar de amor y una espléndida creación sobre el amor. Una mujer indomable, artista fulgurante, llamada Marina Otero, quien no pudo morir cuando quiso quererlo y en su lugar se dedicó a poner en claro su pasado y de ello hizo un fascinante talismán de la obsesión, como el doblón de oro que Ahab clavó en el mástil, como el indómito empuje que hace bravos a los seres que, en el fondo del mar, son capaces de engendrar su propia luz.” Gustavo Emilio Rosales, Revista DCO

“Una de esas experiencias que ayudan a constatar que la fe que algunos depositamos en el arte no está desperdiciada”. Macarena Trigo

“Un huracán plurilingüe que corre por el cuerpo.” María José Rubin, Revista Revol

“Más cerca de la verdad que del arte Recordar es un incendio que quema por proximidad.” Hernán Bayón,  Agenda de noticias

 

Anuncios